Bonsái de cannabis

¿CÓMO SE CULTIVA UN BONSÁI DE CANNABIS?

PASO UNO: PREPARAR EL TIESTO

El primer paso consiste en preparar la maceta para la planta. Puesto que vas a cultivar un bonsái, deberás elegir un tiesto del tamaño adecuado. Para facilitar el entrenamiento, algunos cultivadores optan por perforar agujeros alrededor del perímetro de la maceta, para pasar un cordel o un hilo. Asegúrate de que los orificios sean lo suficientemente grandes para que quepa el cordel que vayas a usar. De lo contrario, podrías llevarte una sorpresa desagradable cuando llegue el momento del entrenamiento.

PASO DOS: PLANTAR EL ESQUEJE

El segundo paso consiste en colocar a la planta madre en el tiesto. Cuando elijas un esqueje para producir una planta madre, asegúrate de que sea saludable y robusto. Se pueden sacar esquejes varias veces al año, por lo que es muy importante que la madre de estos clones produzca cogollos de calidad.

Una vez que la planta madre está en el tiesto, tendrás que colocar un tutor de madera para entrenar al tallo principal. Podrás usar este palo para orientar el tronco del bonsái en la dirección que prefieras. Evita dañar la raíz durante esta etapa. Introduce el tutor en la tierra junto al tallo. A continuación, usa un cordel o un hilo para atar el tallo a la estaca y a los orificios del tiesto previamente perforados.

PASO TRES: ENTRENAMIENTO

El tercer paso es el entrenamiento de las ramas de tu bonsái. Del mismo modo que has entrenado al tallo, deberás entrenar las ramas, atándolas con un hilo. Si quieres que queden en una posición horizontal, átalas con mayor tensión. Si prefieres que crezcan verticales, deja el cordel un poco más flojo. A la hora de atar la planta, deberás dejar espacio entre las ramas para que puedan crecer sin demasiadas restricciones.

PASO CUATRO: PODA

Ha llegado el momento de podar las ramas. A medida que la planta crece, deberás limitar el número de ramas con el fin de conservar la clásica forma y estatura de un bonsái, y para permitir el flujo de aire en el tallo principal de la planta. Es muy importante podar solamente las ramas secundarias, ya que si se cortan las principales podría afectar seriamente a la salud y crecimiento de la planta.

El tiempo que se deben conservar los bonsáis madre es un tema muy debatido. Dado que estas plantas se mantienen de forma indefinida en la etapa vegetativa, en teoría se pueden conservar mientras sigan con vida. Muchos cultivadores han comprobado que las índicas puras se degradan antes y las sativas puras duran más. En general, deberás reemplazar las índicas cada 3 o 4 años, los híbridos cada 4 o 5 años, y las sativas cada 5 o 6 años. No obstante, estos plazos están lejos de ser exactos y todo dependerá de la variedad y la calidad de los cuidados que recibe la planta durante su vida.

fuente original: https://bit.ly/33ajYOT

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close

HIGHTRIP®

TIENDA DE DISEÑO CANNÁBICO & PARAFERNALIA

Close

Cart (0)

Cart is empty No products in the cart.

HIGHTRIP®

TIENDA DE DISEÑO CANNÁBICO & PARAFERNALIA